Ecologistas Malaka

Marbella 24 horas: Ecologistas presentan alegaciones al chiringuito en la playa de Guadalmina

Lugar donde irá el chiringuito según el proyecto que está en exposición pública.
La asociación Ecologistas Malaka ha presentado alegaciones contra la construcción de un chiringuito en la playa de Guadalmina, junto al campo de golf y la desembocadura del río. Consideran que el proyecto, que está en exposición pública, incumple la Ley de Costas y que este tipo  de concesiones deberían otorgarse por concurso público. 
 

Continúa la polémica ante la permisividad que están mostrando tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Marbella con la construcción de chiringuitos de hormigón con sótano en el litoral del municipio. 

El último, hasta ahora, es el que se quiere ubicar en la playa de Guadalmina, en San Pedro Alcántara, a escasos metros de la desembocadura del río del mismo nombre y junto al campo de golf. 

El proyecto se encuentra en fase de exposición pública desde el pasado 30 de marzo por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Ecologistas Malaka presentó este pasado viernes alegaciones ante una construcción que tendrá 500 metros cuadrados de edificabilidad, que consideran «una superficie enorme» junto a la desembocadura de un río. 

Además, recuerdan que el cauce del Guadalmina, a solo 10 metros lineales del chiringuito proyectado, está declarado como Zona de Especial Conservación (ZEC) y que forma parte de la Red Natura 2000.

Los ecologistas consideran que se incumple la Ley de Costas por aspectos como que «no existen viales para garantizar el acceso y la explotación de esta actividad». 

Alegan que «no está justificado el cumplimiento de la normativa medioambiental«, ya que la zona presenta evidencias naturales de la existencia de «dunas embrionarias». 

Este colectivo explica que este tipo de construcción de hormigón con sótano rigidiza la costa y dañan la propia dinámica.

También, dificultan la regeneración del entorno, ya que al «ser obras fijas, hormigonadas y de cimentación altera profundamente el espacio natural de la playa».

Por último, Ecologistas Malaka entiende que estos nuevos establecimientos no pueden darse en concesión directa al promotor del proyecto, sino que deben realizarse mediante la convocatoria de concurso.

Este grupo ecologista alertó de su construcción al Real Club de Golf Guadalmina, ya que el chiringuito irá junto al hoyo 11 de uno de sus campos de golf. 

Su presidente, Manuel Muñoz Navarro, envió a los socios un comunicado en el que les llamaba a «hacer mucho ruido» para frenar su construcción. 

Este pasado viernes, su planteamiento ya era distinto y les ha informado de que «la situación parece controlada» tras diversas reuniones con los responsables municipales 

«La alcaldesa, Ángeles Muñoz, me ha insistido que el Ayuntamiento no era conocedor de este proyecto y que se opondrán con todas sus fuerzas», señala. 

En solo unos días, el presidente del club de golf da marcha atrás y, tras pedir a los socios que presentaran alegaciones de forma masiva, ahora les dice que no lo hagan.