Ecologistas Malaka

Marbella 24 horas: Desaparece la zona de moragas de El Cable para construir un chiringuito

Las barcas para moragas han desaparecido de la playa de El Cable. (Foto: J.C.A.)
La zona de moragas de la playa de El Cable de Marbella ha desaparecido, mientras hace una semanas salía a exposición pública el proyecto para construir un nuevo chiringuito de hormigón justo en ese mismo lugar. Desde Ecologistas Malaka han presentado alegaciones y lamentan que continúen los intentos por impedir el uso público del litoral del municipio. 

 

El proyecto para este nuevo establecimiento de playa en la zona de moragas se encuentra en información pública desde el pasado 25 de mayo y es uno más de los muchos que invaden las playas de Marbella y San Pedro. 

En esta ocasión, se prevé en una emblemática zona, donde había barcas para hacer moragas, también con mesas de madera (solo queda una) e, incluso, en 2016, con el tripartito, se acondicionó para personas con movilidad reducida. 

Ahora se presente construir un chiringuito de hormigón que ocupará 300 metros cuadrados de terrenos de dominio público. 

Desde Ecologistas Malaka advierte de que, si este proyecto se autoriza, se «apropiarán de una parte importante de suelo» que se venía utilizando para aparcar y descargar los útiles para celebrar moragas. 

Este colectivo recuerda que la Junta «empezó poniendo obstáculos» para acceder a la zona de moragas mientras que ahora prevé un chiringuito de hormigón. 

«Es un ejemplo de lo que está ocurriendo en todas nuestras playas limitando cada vez mas o impidiendo el uso público«, señalan.

En este caso, añaden, es absolutamente sorprendente que la petición de la concesión esté firmada por el presidente de la Asociación de Empresarios de Playas de Málaga para que se le otorgue a una empresa con sede social en Mijas.

En sus alegaciones, los ecologistas recuerdan que el nuevo chiringuito se encontraría en la zona de afección del Puerto de La Bajadilla, algo a lo que no se hace referencia en el proyecto. 

Además, señalan que, en un radio de 200 metros, existe ya una amplia oferta de establecimientos de este tipo, entre ellos el Playa Padre que «no presta ningún servicio a los usuarios de la playa, sino que se utiliza como discoteca al aire libre». 
Zona donde según el proyecto se prevé la construcción del nuevo chiringuito.